lunedì 1 settembre 2014

Soletillas

Las soletillas son un dulce esponjoso que yo asocio directamente al chocolate a la taza, son deliciosas bañadas en él. Con estos calores preparar y degustar un chocolate es un acto de valentía, así que se pueden untar de Nutella o poner como base de un helado, hasta que lleguen las tardes de sofá y manta. Entonces sí, a mojar se ha dicho.
Es un dulce que se prepara en muchos lugares del mundo, con diferentes nombres: savoiardi en Italia (siendo la base del tiramisú) o vainillas en Argentina. En catalán reciben el nombre de melindros.
Son fáciles y rápidas de hacer y es otro de los dulces que no volveréis a comprar elaborados industrialmente una vez que las hagáis en casa.
La receta es de Webos Fritos.


Ingredientes (salen unas 20)
- 3 huevos
- 90 gr. de harina de repostería
- 75 gr. de azúcar (la blanquilla normal. La podéis pasar por el robot para hacerla más fina, pero no hace falta que sea azúcar glas)
- Un poco de sal
- Azúcar glas para espolvorear

Separar las claras de las yemas

Montar las claras con un poco de sal. Siempre recomiendo hacerlo con un robot, a velocidad media-alta (mi robot tiene 7 velocidades y yo lo suelo poner en 4). Cuando tenga apariencia de agua jabonosa añadir el azúcar poco a poco, en lluvia, sin dejar de batir. Cuando hemos terminado de incorporar el azúcar el merengue seguimos batiendo. Estará montado en unos cuatro minutos. La prueba de fuego para saber que está perfecto es cuando deja un pico consistente en la punta de la varilla. O mejor, dad la vuelta al bol y si no se cae el merengue, es que está en su punto. Un poco de coraje tenía que indicar en los ingredientes ;)

Batir las yemas aparte e incorporarlas al merengue con una espátula. Yo uso una espátula de madera que utilizo sólo para los macarons y merengues

El merengue una vez incorporadas las yemas

Añadir la harina tamizada en dos o tres veces. Incorporarla con movimientos envolventes, en oleadas, sin prisa. 

Aspecto de la masa tras incorporar la harina

Echar la masa en una manga pastelera. Si tenéis boquilla redonda de 2 cm de diámetro usad esta para formar las soletillas. Si no, haced como yo, cortad la punta de la manga midiendo los dos centímetros de lado a lado de la punta

Forrar la bandeja del horno con papel vegetal, aunque se puede usar un tapete de silicona si preferís

Formar las soletillas de unos 8 cm de largo, apoyando un poco la base de la boquilla para no hacerlas muy gorditas, sino más bien planas. Justo antes de hornear espolvorear con azúcar glas con ayuda de un colador


Hornear a 180º, calor arriba y abajo, durante 12-15 minutos, hasta que estén ligeramente doradas

Cuando estén listas, retirarlas de la bandeja con ayuda de una espátula cuando se hayan templado un poco y  pasar luego a una rejilla enfriadora 

 Yo las volví a espolvorear con azúcar glas una vez horneadas. Se conservan bien en las latas para galletas










6 commenti:

  1. Que ricas !!!, gracias por la receta, a ver si me atrevo. Besos.

    RispondiElimina
    Risposte
    1. Un sabor de la infancia Lourdes, al menos de la mía :) Atrévete, si has hecho ya meregue te resultará muy fácil. Un beso y gracias a ti por tu comentario

      Elimina
  2. como me gustan estos bizcochitos, mojado en la leche estan de muerte lenta!! Te han quedado fantasticos!! Bs.
    Julia

    RispondiElimina
    Risposte
    1. Jaja Julia, es verdad, mojados en lo que sea :) Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo

      Elimina
  3. En chocolate están de muerte!!!

    RispondiElimina
    Risposte
    1. Ya va llegando el tiempo de sofá, manta y chocolate con soletillas :)

      Elimina