mercoledì 20 febbraio 2013

Karidopita - tarta griega de nueces


La semana pasada volví a ver Troya en la tele y me ha entrado la “vena griega”, es decir, un interés desmesurado por la historia, la mitología, y, como no, la cocina griega. Ya tengo el menú para preparar una cena temática próximamente, pero lo primero era hacer un dulce.

Tengo una colección de libros en casa (Cocina País por País), que me encanta y a la que recurro con frecuencia. El volúmen 12 está dedicado a Grecia y entre los postres incluye la receta de la Karidopita, una deliciosa tarta de nueces aromatizada con almíbar de naranja. Así que ayer me puse manos a la obra. Como me faltaban nueces, añadí pistachos y pasas, en realidad podéis utilizar cualquier fruto o fruta seca que os guste, aunque la base son las nueces.


Advertencia: necesita 6 horas de reposo antes de hincarle el diente, os recomiendo hornearla por la mañana para tenerla a punto para la merienda, que yo la hice a última hora de la tarde y casi me da algo cuando vi que no la podría comer hasta el día siguiente grrrrrrrrrrrrrr
Ah, la foto de la tarta que se ve en el libro lleva levadura seguro, porque no es normal que suba tanto sin ella, un gazapo considerable… 



Ingredientes
  • 110 gr de nueces picadas
  • 60 gr de harina
  • 60 gr de mantequilla reblandecida
  • 60 gr de azúcar moreno
  • 60 gr de azúcar
  • 2 huevos
  • Una naranja (la ralladura de toda la cáscara y el zumo de media)
  • 1 cucharada de brandy (yo usé aroma al ron)
  • ½ cucharadita de canela molida

Batir la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla espumosa y lisa. Añadir los huevos de uno en uno y sin dejar de batir. Unir la harina tamizada con la canela poco a poco sin dejar de remover.
Agregar las nueces picadas y remover de nuevo.
Echar la mezcla en una fuente rectangular engrasada o forrada con papel de horno.
Hornear a 190° unos 40 minutos
Para el almíbar mezclar el zumo de media naranja con agua hasta obtener 150 ml de jugo. Verter en un cazo y añadir el azúcar moreno y la ralladura de la piel de la naranja. Mezclar y calentar a fuego lento hasta que se disuelva el azúcar. Hervir y añadir una cucharada de brandy. Reservar.
Una vez fuera del horno, pinchar la tarta con una varilla y bañar con el almíbar (yo usé aproximadamente ¾ del total)
Dejar reposar 6 horas

Siempre me repito con el tema de los olores que salen del horno, pero es que en este caso la naranja, los frutos secos y la canela forman un perfume inolvidable, solo comparable al del roscón. 


Es un dulce con una textura y un sabor que me han conquistado. Contadme qué os ha parecido si lo hacéis.
Besotes



10 commenti:

  1. Estos bizcochos humedos me encantan, la probare. Un besin.

    RispondiElimina
    Risposte
    1. Siiiii, cuéntame cuando lo hagas. Un abrazo!

      Elimina
  2. Qué buena pinta tiene todo! Esta receta me la guardo ;)
    Te sigo
    Saludos

    RispondiElimina
  3. Lo estoy cocinando actualmente. Es cierto que los olores son indescriptibles. Ya os dire que tal me ha ido!!

    RispondiElimina
    Risposte
    1. Indescriptibles de deliciosos, que suena mal no aclararlo... :P

      Elimina
    2. ¡Genial Cristina, te va a encantar!, ya me contarás. Bien aclarado lo de indescriptibles ;)

      Elimina
  4. Una pregunta querida amiga hice la karidopita y no tengo espacio para guardarla en el refri sera q se me daña ai la dejo afuera de el

    RispondiElimina
    Risposte
    1. ¡Hola! Yo no suelo conservar los bizcochos en el frigorífico, los suelo meter en latas metálicas, pero normalmente no me duran más de tres dias, ¡vuelan!. Si no tienes una lata metálica la puedes meter en un tupperware o envolverla en film transparente. Espero haberte ayudado

      Elimina
  5. Questo commento è stato eliminato da un amministratore del blog.

    RispondiElimina